top of page

AMOR SE DELETREA T-I-E-M-P-O.

De todos los regalos que se le pueden hacer a una persona el tiempo es el más valioso. El tiempo transcurre solo y nunca se recupera. Invertir en la educación de nuestros hijos no consiste en pagarles clases donde aprendan diferentes disciplinas. Que, aunque sí deben estar estimulados en aquello que les gusta, la mejor inversión es aquella en la que estamos presentes de manera consciente. No presentes físicamente con la mente en otro lugar. No. Presentes por y para nuestro hijo, sin móvil en la mano, sin televisión encendida. Sólo tú y tus hijos.

Padre jugando con hijas
Padre e hijo horneando

A partir de los 3 años se amplía el pequeño mundo en el que vivían en la fase anterior. Su cerebro está más maduro, comienzan a establecer un mayor número de relaciones sociales, adquieren mayor autonomía y mayor conciencia de sí mismos y además comienza a construirse y a afianzarse su personalidad, sus gustos, sus talentos y sus dificultades. Todo esto va a generar la aparición de numerosos conflictos internos que  requerirán la ayuda de sus figuras de apego, es decir, los adultos del grupo familiar. 

Es aquí donde la observación de los adultos (la estrategia de las estrategias) juega un papel crucial, ya que en muchas ocasiones los niños de estas edades no son capaces ya no de verbalizar o de pedir ayuda, sino de si quiera reconocer lo que les pasa. ¿Cómo saber que algo no va bien? lo muestran en sus conductas, en sus dibujos. Hablarle sobre nuestras emociones, le ayudará a identificar las suyas. Preguntarle de manera tranquila y comprensiva nos dará luz sobre las causas de sus conflictos. Algunos de estos conflitctos, si no son graves, se resuelven pasando tiempo de calidad con ellos.

Niño en la cama
Leyendo a la niña

Uno de los recursos por excelencia para trabajar de forma afectuosa esos conflictos son los cuentos. Cada historia lleva implícito numerosos mensajes (no moralejas) que el niño sabrá aprovechar en su beneficio. Es interesante escoger un cuento que trate el conflicto o los conflictos a los que se está enfrentando en ese momento. ¿Cómo saber cuál es el cuento adecuado? dejando que sea él quien elija la historia. No se trata de ir a la librería a pedir un libro de una temática en concreto (que puede ser útil como segunda opción), sino de preguntarle ¿qué cuento quieres que te cuente hoy? La rutina del cuento antes de dormir no es para que los niños se duerman agotados. No. Es para que su mente se calme y su psique se sienta tranquila y segura de que sus problemas -al igual que los problemas de los personajes- se van a solucionar.

A continuación dejo una lista de cuentos de hadas (populares) asociados al conflicto que tratan

bottom of page